Ya les he contado en las redes que soy abogado.

Me gradué con una mención honorífica Magna Cum Laude. Hasta hace 3 años me dedicaba a ejercer el derecho. Estudié derecho básicamente por necesidad y me sentía obligada a ejercerlo aunque no me gustara.

Para ese entonces ya llevaba un tiempo viajando mucho con poco presupuesto. Durante un viaje por Suramérica comprendí que era hora de ocuparme de lo vocacional.

Regresé y comencé a estudiar psicología. La psicología es una carrera que se va ganando tu corazón. Creo que cuando la vida te muestra ciertas satisfacciones lo que siempre ha estado mal se vuelve aun más pesado de cargar. Es tu proceso llamándote a soltarlo.

Un buen día decidí dejar el derecho por completo.

Y lo hice.

Renuncié y no morí de hambre.

Retrocedi con 29 años y un camino forjado, a un modo de vida de estudiante de 18.

Sacrifique status e ingresos, pero poco más.

Para sobrevivir comencé a fabricar jabones artesanales y a vender por internet cualquier clase de cosas (aún hago esto segundo). En momentos críticos he vendido mis muebles, mis electrodomésticos e incluso mi ropa.

Al mismo tiempo empecé a buscar trabajo como escritora freelance. He escrito desde artículos sobre tarot hasta artículos sobre vacas neozelandesas. Seguí escribiendo y estudiando (psicología, sexología, psicoterapia, psicodrama). Aprendí un poco de diseño gráfico y programas de animación.

Aún hoy me resulta difícil explicarme a mi misma a que me dedico. Vivo en el país de la incertidumbre y estoy en un periodo de transición profesional.

Soy freelance, si. Soy escritora, si. Pero básicamente mi trabajo es construirme a mi misma. Y diseñar, vender cosas o escribir sobre vacas han sido los caminos que me han conducido a ello.

Los cuentos de hadas existen, pero vienen con monstruos, deudas que se tienen que pagar, princesas guerreras que a veces están tristes, príncipes con temor al compromiso, hijos que necesitan alimento, casas que se tienen que limpiar y sueños que se tienen que cumplir.

Imagen by Camila Araya  CC BY-NC-ND 2.0